¿Podrías ser más feliz?

Es una pregunta retórica que a veces muero porque salga de mi boca. Algunas veces para mí misma, otras veces, para las personas a mi alrededor… Es una pregunta simple y a la vez no. Es como si se la preguntaras al gato de Schrödinger: en cierto punto el gato estará feliz porque no ha muerto y que el veneno sigue en su lugar, pero al darse cuenta que puede romperse se dirá a sí mismo ¡Mierda. Estoy jodido!

¡Lo peor es que el observador no decide el destino del dichoso gato…! Sinceramente espero que esta analogía haya servido para explicar mi frustración. Sí, porque, por mucho que aconseje a quién esté a mi alrededor, nunca será suficiente porque simplemente no lo ven con mis ojos. Y muchas veces puede pasar que yo vea un problemón en algo que para otro puede significar una pequeñez (lo cual sucede la mayoría del tiempo).

En fin, seguramente te ha pasado que has convivido con personas que viven quejándose de todo: trabajo, familia, compañeros, amigos, universidad, la vida misma… e intentas ser empático/a, escucharlo y ofrecer una solución porque eres una buena persona. Y así un montón de veces hasta que suceden dos cosas:

  1. Te vale verga: te desentiendes del tema y ya no quieres hablar de ello. No te interesa y no necesitas esa negatividad en tu vida. Sólo cedes y asientas.
  2. Igual te vale verga pero sigues hablando de ello, no porque “en el fondo te importa” sino porque comprendes que esas personas sólo se están desahogando y deja de afectarte. Hasta te causa gracia.

Resultado de imagen para i don't give a fuck gif

Increíblemente muchas de las cosas que antes me afectaban, hoy me causan gracia. Pueden ser las personas tocapelotas, la menopausia de mi mamá, los compañeros bochinchosos, pendejos de la ‘uni’, tu novia en sus días, aquellos imbéciles a los que les regalaron la licencia, etc. etc. etc. Cualquiera que pueda ser tu situación, lo mejor que puedes hacer es reírte.

Sinceramente, a veces tengo mucho por lo cual quejarme y acepto que sólo me la paso en eso en lugar de hacer algo para erradicarlo. Pero lo importante es buscar la tranquilidad inmediata pues, aunque sea pequeño o grande el problema, tendrá solución en algún momento. Es simple pero lo complicamos en nuestras cabezas sólo porque sí. ¿De qué vale tener una mala cara o pasar un mal rato en lugar de buscar una solución y confiar en esa solución?

Resultado de imagen para girl problems gif

Y si la solución está en tus manos, ¿qué te impide aplicarla?, ¿es tu culpa que no puedas solucionarlo o están implicados terceros?, y la más importante… ¿quejándote (y sólo quejándote) solucionarás algo? Lo que no tiene solución, solucionado está. Y si no eres feliz con lo que eres o haces, haz lo posible por cambiarlo pero ya deja de pasar un mal rato por el gusto. ¿Podrías ser más feliz? ¡Gracias!

Resultado de imagen para happy gif

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s