Búsqueda de la Paz Interior

Parece simple pero a veces podría convertirse en una búsqueda implacable. Sobre todo cuando no has forjado del todo tu caracter. Sí, probablemente podría catalogarlo como un drama estúpido de mi corta edad, pero según las estadísticas es muy necesario tener una etapa como esta en la que me siento perdida en la matera de un bonsai.

Mis conductas depresivas me han causado mucho daño a mí y a los que me aman, obviamente porque no les gusta ver cómo me autodestruyo muy a lo verga sin motivo alguno; pero también porque no pueden ver en mí un apoyo sino una carga emocional. Mi fortaleza hace un par de meses estuvo intacta debido a las situaciones anteriores por las que había pasado, pero tanto en tan poco tiempo me hizo perder los estribos y volver al punto de partida.

Puede resultar difícil querer contarle a alguien que amas lo que te pasa, pero no poder hacerlo porque esa persona no sabe lidiar con sus emociones: llora, se lamenta, tiene autocompasión y es una víctima. Yo lo vería como algo completamente frustrante, como si no lo fuera lo suficiente para mí misma, que soy la que se ha comportado de esa manera.

Por eso es que en mis palabras de año nuevo, bastante ‘chuecas’ a mi parecer, hablé sobre la paciencia: aquella que mis padres, mi novio, mis tías y amigas han tenido este año para conmigo, mucha paciencia para lidiar con mi falta de inteligencia emocional. Para lidiar con la carga emocional que puedo llegar a ser y debo agradecer mucho más por el hecho de que no se cansaron de mí y se fueron. Siguieron y siguen conmigo, y no hay nada que atesore más que eso.

Es por eso que este nuevo ciclo me llena de mucha paz saber que estoy bendecida por tenerlos a ellos en mi vida, me hace feliz centrarme en las bendiciones que tengo todos los días, en lugar de lamentarme por lo que no tengo. Es un ejercicio que estoy implementando para recuperar mi paz interior y pensar de manera positiva siempre, para que cuando lleguen los problemas, no desmoronarme y volver todo una tragedia.

He aprendido una valiosa lección, de la mano de estas personas fuertes, y es que todo depende de la actitud que uno tenga ante los problemas, y los mismos no te quitarán la paz interior si tú no lo permites. Si el problema no tiene solución, solucionado está.

Seguiré encontrando mi propia paz atrayendo las cosas positivas de mi propia vida y recordando lo feliz que me hace tenerlas, ya sea trabajo, familia, carrera, pareja, amigos, etc.; y todo lo negativo echarlo para afuera y si hay que lidiar con los problemas, lo haré cuidando esa propia paz. Eso es lo más importante para mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s