“Comen santo y cag*n diablo”

el

Un refrán muy popular en Panamá que resume, en mayor medida, la hipocresía de algunas personas. No hay que ser un erudito para darnos cuenta de que, en un país tan pequeño y con tan pocos años de vida republicana, como Panamá, reina la doble moral, incluso mucho antes de la existencia de las redes sociales.

Hace poco hubo revuelo por un concierto de una banda sueca de Black Metal llamada Marduk, en donde iban a presentarse en un bar privado llamado Hangar 18, bar que frecuento con amigos, me tomo un par de pintas, como hamburguesa y hablo de cosas vanales… En lo personal no me gusta el Black Metal y quizás he escuchado una que otra canción de esta banda, de fondo en el otrora bar. Pero sí escucho otros subgéneros del metal y puedo decir de lejos que no es una música ‘satánica’ como muchos la catalogan.

Su concierto ya fue cancelado en Colombia.

El concierto de esta banda fue cancelado, por no cumplir con los permisos del Ministerio de Trabajo, para lucrarse de este evento (un motivo bastante rebuscado), pero antes de que esto sucediera, hubo una gran cantidad de peticiones absurdas por parte de personas poco pensantes en las que alegaban que esta banda ‘satánica’ no debía presentarse en nuestro país, por ser mayormente católico, y que las letras de éste género atentaban contra la moral.

El ‘gremio del rock’ (por así decirlo) de Panamá, se manifestó alegando que artistas del reggaeton y otros géneros con canciones misóginas se presentan a rajatabla en nuestro país, y éstos sí atentan contra la educación y buenas costumbres. Incluso redes sociales populares mostraron su descontento por estas peticiones y haciendo una contrademanda, realizaron campañas, para pedir que se cancele la Jornada Mundial de la Juventud y conciertos de artistas de género urbano.

Resultado de imagen para devil gif

Muchas personas vieron injusta la imposición de la Iglesia Católica de Panamá con este tema, en donde el Arzobispo de Panamá también dió su discurso trillado de “Panamá para Cristo”; imposición que es consecuencia del poder de la iglesia en este país. No, no hablo del poder divino de “nuestro Señor Jesucristo”, hablo del poder económico y de influencia en el Estado (supuestamente laico), el cual también se pronunció alegando que atenta contra los valores de los panameños.

Ratas con puestos en el estado con una pésima reputación haciendo papeles de moralistas cuando son los primeros ladrones y corruptos. Ni cortos ni perezosos y para buscar popularidad luego de la mala fama que tienen algunos por su Planilla 080, apoyan la decisión de evitar que se den estos conciertos. Comen santo y cagan diablo… Y muchas veces ni siquiera ‘lo cagan’ porque ya están podridos de tanta corrupción.

Resultado de imagen para devil gif

Y ni hablar de los escándalos de pedofilia de la Iglesia Católica y de lo que se rumora del negocio redondo que es la Fe… De los 50 millones de dólares que financian la cita católica que absolutamente todos los panameños pagamos obligatoriamente, aunque no vayamos a asistir, aunque no estemos de acuerdo, aunque pensemos distinto, seamos ateos o practiquemos otra religión. En cambio, el concierto de Marduk estaba financiándose únicamente por las personas que iban a asistir e iba a realizarse en un establecimiento privado.

¿Qué necesidad tenían todas estas ratas de conspirar contra este evento? Quizá para limpiar su conciencia: alimentada por una espiritualidad pobre y vacía, llena de envidia, avaricia, soberbia, lujuria e intolerancia… y eso que es Marduk quienes se autoproclaman la “banda más blasfema de la historia”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s