En mi último viaje…

En un camino extenso, una playa, una pradera, un bosque o una carretera; puedes encontrar una infinidad de acontecimientos, fenómenos, palabras, recuerdos… Que a lo largo de ese trayecto van tocando tu corazón de manera sublime…

En un viaje, corto o largo, todo lo que pasa es importante, porque no debes concentrarte en el destino sin antes disfrutar del camino. Y no sólo disfrutarlo, también sufrirlo, amarlo y odiarlo, incluso si ya no puedes más, querer abandonarlo. Sentirlo como un esfuerzo, darle un sentido y convertirlo en tu trabajo.

La ciencia define “trabajo” como el producto de una fuerza aplicada sobre un cuerpo y del desplazamiento del cuerpo en la dirección de esta fuerza. Mientras se realiza trabajo sobre el cuerpo, se produce una transferencia de energía al mismo, por lo que puede decirse que el trabajo es energía en movimiento.

En un paseo, en compañía o a solas; ebrio o sobrio; dormido o despierto, te desplazas de un lugar a otro, pero no eres el mismo que partió. Porque siempre hay algo diferente, algo destacable, algo inusual y divertido, incluso osado, que hará inolvidable tu viaje. Puede ser lo más nimio y superfluo, pero ese viaje tendrá esa característica y no lo olvidarás ni aunque tú lo quieras.

Busca el momento de distraerte y desconectarte, de dejar de ser esclavo de tu celular o computadora. De mirar al cielo y apreciar la naturaleza, de pasear en una bicicleta o jugar béisbol con tu papá (aunque seas malo). Y si el momento llega solo, no lo dejes pasar…

El mejor regalo que puedes darle a tu familia y a los que más quieres, es tu tiempo, tu atención y tu compañía; y los viajes en donde ellos, al igual que tú se aventuran sin preocuparse mucho por la hora o por ‘si mañana hay trabajo’, son invaluables porque se comparte un sentimiento de auténtica felicidad.

Por eso no desaproveches la oportunidad que tienes de viajar… Aunque sea al mismo lugar, cada semana o cada mes. Aunque sea a la finca de tus padres, a la casa de tus abuelos o de paseo con la familia. Siempre habrá algo diferente que te hará recordarlo.

b

 

Todas las fotografías son historias del instagram de @gmmux y la protagonista es una perrita hermosa llamada Bianca.

La compañera de viajes perfecta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s