¡Al fin saqué mi licencia de conducir!

Me tardé mucho, más por flojera que otra cosa, pero es un gran peso que me quito de encima pues es quizás el último documento que me faltaba por sacar para ser una supuesta “adulta hecha y derecha” (sí, supuesta, porque aún mis papás me pagan la universidad).

Hombres: mi mal necesario

Sí, porque si no lo fueran, entonces yo sería lesbiana o asexual. Luego de llevar más de 5 años siendo novia, grubeo o mujer de alguien; por fin reconozco (a regañadientes) que necesito un tiempo indefinido de soltería. Es extraño no sentir nada por nadie, considerando todo lo cursi y enamoradiza que puedo llegar a…

Manzanas Envenenadas

Luego de terminar mi leche con chocolate, me pongo a pensar en la cantidad de personas que han traicionado mi confianza. Algunas fueron más importantes que otras, algunas fueron amistades de años y otras, de pocos meses; pero todas tienen algo en común: eran algo totalmente distinto a lo que creí.