No more dick!

Sí, puede resultar irresistible para cualquier mujer straight con cierta debilidad en sus bajas pasiones y quizá resulte catastrófico dejarse llevar por esos impulsos que al final lo único que logran es alegrar su vagina pero no su rostro. Catastrófico… puede que haya exagerado en el término, pero no es un misterio para nadie que…

¡Odio las sorpresas!

Dicen que las mejores cosas pasan por casualidad, que no son planificadas y que la sorpresa es lo que más emociona de esas circunstancias. De por sí soy una persona bastante metódica, escéptica y planifico todo lo que tiene que ver conmigo y mi diario vivir. En realidad no me gustan las sorpresas porque significa…

¡¿Somos Masoquistas?!

Aquí estoy de nuevo, sacando a relucir mi poco talento en la prosa luego de tomarme dos copas de Sauvignon, pensando sobre todo en los motivos de la vida para permitir que sucedan ciertas cosas… No hay que culparla, en el universo hay grupos de estrellas con una belleza increíble, pero también gigantes rojas que…

¡Aprende a soltar!

Uno de los principales significados del verbo soltar es “Dejar libre”. ¿Y qué es la libertad en sí? ¿No somos lo suficientemente libres al pensar por nosotros mismos y tener libre albedrío? La misma frase te lo dice: libre albedrío.

It’s been a while…

Sí, parezco una serie de Netflix: retomo mi blog cual temporada de una serie y por un par de semanas mi inspiración no tiene límites… Hasta que nuevamente dejo que el trabajo y otras cosas me absorban, como si esa excusa fuera un remedio para mi poca organización, por la cual he luchado estos últimos…

¡Si no está en las redes, no pasó!

Ni aunque jures y perjures que estuviste ahí, que viviste ese momento, que disfrutaste en familia o con amigos… Si no hay documentación de ello en tus redes sociales, puedes dar por muerto ese acontecimiento. Y por muy extremista que suene, parece la filosofía de vida de muchas personas actualmente.

Drama Millenial

Son las 4:21 p.m. cuando inicio este artículo, ensimismada en mis ideas, con un café, un croissant y muchas ganas de desahogarme. No tengo muchas opciones o quizás mi propia mente ha cerrado el compás debido a la costumbre de permanecer donde estoy.

¡Paremos de juzgar!

Sí, ¡Ya basta de tanto veneno! No podemos seguir viviendo así, con rencores innecesarios en nuestro corazón y sin lo que representa el estar bien con todos y con Dios. Pero no, todos somos pecadores y “el bochinche no nos gusta… pero nos entretiene”.

Amor y control… propio.

Sí, tenía tiempo sin escribir… Me ocupé demasiado en mi día a día, en cumplir tareas a corto y mediano plazo; en buscar un porqué y apostar todo de mí: todo mi talento, mi ingenio, mi creatividad y mi tiempo en lo que hasta hace poco consideraba mis sueños. Sí, tuve varias veces un golpe…

Realidades externas

En mi día a día convivo con muchas personas y puedo visualizar las actitudes de ellas constantemente. Algunas no varían mucho, otras siempre tienen la misma tragicomedia como carga en sus espaldas, otras prefieren ser buenos en exceso para contrarrestar lo pesados que pueden llegar a ser y otros viven en un mundo de fantasías.